el blog de MUJER CONSCIENTE

Como gestionar las energías que nos rodean: Convertirnos en Yule

Siempre me ayuda ser consciente de los ciclos que vive Madre Tierra para, desde esa conexión con ella y sus movimientos estacionales, Ser y estar en la vida desde un lugar más sereno. Es como si, en comunión con lo que ella vive, pudiera estar más enraizada, presente y confiada. Seguro que ya sabes de lo que te hablo porque lo experimentas a menudo.

Estos últimos días he sentido mucha tristeza, enfado y confusión, y aunque hay una parte que tiene que ver conmigo, hay una gran parte que viene de lo que sucede alrededor:

Personas que llevan días confinadas en una habitación y han tomado las uvas a solas; gente mayor con mucho miedo a enfermar y que ha pasado las fiestas en soledad, aun necesitando mucho el contacto, el calor y el amor… Hablándolo con otras mujeres y hermanas, también comparten esta situación.

No son tiempos fáciles de transitar para las mujeres que somos de consciencia porque nos duele el dolor…

¿Cómo podemos caminar estas semanas de invierno siendo Mujeres Guías, Mujeres Alquímicas o Mujeres Medicina?

Para cuidar y sostener a nuestra gente, hogar o animales que tenemos al cuidado, lo que más nos ayuda es cuidarnos y sostenernos a nosotras mismas, y por fortuna, todas hemos ido desarrollando nuestras prácticas y formas de cuidado físico, mental, emocional y energético.

Particularmente, hace tiempo que tomé la decisión y el compromiso de hacer este autocuidado nada más levantarme por las mañanas porque así evito que llegue la noche sin haberme cuidado y encaro el día desde una energía más alta, animada y centrada para llevar a cabo mis tareas.

¿Qué tres cosas concretas es importante tener presente durante este período desde Yule, el pasado solsticio de invierno, hasta Imbolc, la Candelaria?

1. Ser verdaderamente constantes y perseverantes en nuestro autocuidado diario.

2. Visualizarnos, desde que nos levantamos por la mañana hasta que nos vamos a dormir por la noche, dentro de una cueva iluminada.

3. Usar el aceite esencial de Lavanda.

Conviértete en cueva, conviértete en Yule

La luz nació en Yule dentro de cada una de nosotras, ahora es como si fuéramos una semilla que está bajo tierra pulsando. La esperanza late dentro de nosotras, pero aún no es visible desde fuera.

Y hasta el 2 de febrero, la Candelaria o el Imbolc celta, nuestra semilla y todos nuestros proyectos están siendo iluminados desde dentro, acunados con nuestro propio calor.

Será en Imbolc cuando la semilla romperá y dejará surgir un brote que comenzará a ascender hasta que finalmente el 20 de marzo con el equinoccio de primavera o el Beltaine celta, pueda ver la luz del día.

Durante estas semanas en las que la luz está solo dentro, necesitamos recordar que somos luz y que somos esperanza.

Y necesitamos recordarlo no solo por nosotras, sino por nuestra gente de alrededor, por las personas que está en otra vibración o que no tienen los recursos que nosotras hemos desarrollado.

¿Cómo hacerlo sin desgastarnos?, ¿Cómo transitar el dolor que nos produce lo que está sucediendo?, ¿Cómo gestionar el enfado de las situaciones injustas?

Podemos confiar en Madre Tierra y convertirnos en Yule.

Nos puede ayuda visualizar que estamos dentro de una cuevita iluminada desde que nos levantamos por la mañana hasta que nos vamos a dormir por la noche. Estar en esa cueva, habitarnos desde esa cueva, escuchar, hablar y sentir desde ella, nos va a permitir mantener nuestro centro y observar cómo se desarrolla a nuestro alrededor situaciones difíciles o complicadas, sin perder la calma o la serenidad.

Estar en la cueva de Yule nos permitirá observar a los otros y los movimientos que se están produciéndose y que están por venir, desde un lugar de mayor quietud, seguridad y calma.

Entrar y hacer desde la cueva no es nada fácil porque lo más sencillo es reaccionar desde la emoción primaria, a todo lo que nos rodea pero es la actitud del arquetipo de la Anciana, de la que se siente de una manera profunda, la que más sanación trae en este momento y es el preludio de nuevas acciones revolucionarias para la primavera.

Usa el aceite esencial de Lavanda

Por otro lado, el aceite de Lavanda, nos ayuda a conectar con el propio consuelo, a respirar con el dolor que sentimos, y también a volver a abrir el corazón cuando se nos cierra como protección ante el dolor.

Tuve la experiencia de sentir dolor en el pecho el viernes pasado y al poner la lavanda en el difusor de aceites esenciales, experimente un alivio enorme en mi pecho y sentí como el amor volvía a correr por mi interior.

Recuérdate que eres Luz

Te dejo una canción preciosa que me ayuda a recordar lo que en esencia soy y estoy segura de que te ayudará en el proceso: I am light

Seguimos tejiendo y recordando juntas que somos luz y esperanza,

Si deseas tener recursos para transitar situaciones difíciles o vibrar en mayor frecuencia, te invito a que mires el curso breve Mujer Alquímica.

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

12 comentarios en «Como gestionar las energías que nos rodean: Convertirnos en Yule»

  1. gracias Carmen!!! es muy, muy oportuno tu mensaje para mi, aunque estoy en el hemisferio sur en pleno verano!!!pero mi ser esta para adentro, en plenas profundidades y la verdad que hay días difíciles de transitar en los quela ansiedad te gana! te agradezco mucho y voy a poner en practica tus consejos!!!
    un abrazo de sol argentino!!!!

    Responder
    • Hola Celina,
      Muchas gracias por tu devolución, verdaderamente, aunque estés en el hemisferio Sur, estás conectada también a la transmutación y al invierno, y es por eso por lo que te estás sintiendo así y que lo que hemos compartido te sirve de nutrición ahora.
      Sigue tu intuición, y si te apetece nos vas contando
      ¡Un abrazo fuerte y gracias!

      Responder

Deja tu consulta o comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00